02
ABR 2018
Retos y funciones del delegado de protección de datos (DPO) ante la aplicación del RGDP

Retos y funciones del delegado de protección de datos (DPO) ante la aplicación del RGDP


España

Hace unos días se celebró en el Instituto de Estudios Cajasol de Madrid el evento 'Retos y funciones del delegado de protección de datos (DPO) ante la aplicación del RGDP'. Un encuentro en el que participó Joaquín Muñoz, responsable de Nuevas Tecnologías y Propiedad Intelectual; Paloma Aparicio,  EU GDPR Legal Project Manager en Mondelez International; y Teresa Miquel, Data Protection Officer en Grupo Suez.

El Reglamento General de Protección de Datos ya está en vigor y será de obligado cumplimiento el 25 de mayo de 2018. A partir de esa fecha todas las empresas europeas deberán haber adaptado sus procesos de tratamiento de datos a la nueva realidad normativa, o podrán ser sancionadas con multas de hasta el 4% de su cifra de negocios anual.

Atendiendo a los criterios que establece el RGPD y que, según parece, la futura Ley Orgánica de Protección de Datos de España va a ayudar a delimitar, muchas empresas estarán obligadas a nombrar un Delegado de Protección de Datos (DPO), y en otros casos será potestativo.

El DPO será nombrado en función de sus cualificaciones profesionales, entre las que destacará tener experiencia en materia de protección de datos, un entendimiento sólido del Reglamento y la habilidad para cumplir todas las funciones que impone el Reglamento.

En la mesa redonda, se debatió, con los DPO de algunas de las mayores empresas de nuestro país, sobre los retos que para quienes van a desempeñar esta labor introduce el RGPD.



close
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para permitirle disfrutar de todas sus funcionalidades. Si continúa navegando, se entiende que otorga su consentimiento para la instalación de las mencionadas cookies. Puede consultar más información en nuestra política de cookies.