24
MAY 2021
Libertad de expresión y redes sociales: ¿límites tradicionales para nuevas realidades?

Libertad de expresión y redes sociales: ¿límites tradicionales para nuevas realidades?


España

Tribuna de Pedro Pérez-Cuesta en Expansión

El Tribunal Constitucional de España dicto el pasado 18 de mayo una importante y pionera sentencia en el que fijaba su criterio en cuanto al alcance y límites del derecho fundamental a la libertad de expresión en las redes sociales, siendo la primera en la que el tribunal de garantías aborda esta cuestión. Esta resolución, no pacífica, ya que cuenta con un interesante voto particular en el que se discrepa de la mayoría del tribunal.

Establece la sentencia aprobada por la mayoría de magistrados que “la transformación derivada de las nuevas formas de comunicación y la generalización de su uso, no produce un vaciamiento de la protección constitucional de los derechos fundamentales y tampoco altera, desde un punto de vista sustantivo o material, los criterios asentados por nuestra reiterada doctrina sobre la función de este tribunal para apreciar si ha existido una vulneración del derecho al honor, ni modifica el contenido y alcance de los derecho fundamentales que deben ser ponderación cuando se invoca una vulneración'. Es decir, en las propias palabras del Tribunal, 'si la conducta es lesiva del derecho al honor fuera de la red, también lo es en ella'.

Por otra parte el voto particular de una magistrada, se lamenta del traslado automático y sin matices de la jurisprudencia preexistente a los supuestos en los que la difusión del mensaje se produce a través de estas plataformas. Este proceder no permite, dice la magistrada, hacer un adecuado juicio de proporcionalidad respecto de los límites al ejercicio de libertad de expresión.

Para Pedro Pérez-Cuesta, abogado del Departamento de Litigación y Arbitraje de ONTIER “las redes sociales han llegado para quedarse, modificado nuestras vidas de formas en las que todavía no somos del todo conscientes. Algunos autores incluso plantean que estas plataformas constituyen auténticas 'aldeas virtuales', en las que un segmento cada vez más numeroso de la sociedad desarrolla (parte de) su vida, y ejerce con plenitud sus derechos.

Concluye el abogado de ONTIER que “en la medida en la que ese papel de las redes sociales como lugar de ejercicio de derechos va a ir en aumento, es imperativo entender cómo funcionan estas plataformas, y que uso y rol le dan a estas sus usuarios”.

El artículo completo aquí

https://www.expansion.com/juridico/opinion/2021/05/24/60ab70ff468aeb007c8b45be.html



close