12
MAY 2021
El autoconsumo colectivo y la implementación de coeficientes de reparto dinámicos

El autoconsumo colectivo y la implementación de coeficientes de reparto dinámicos


España

Artículo de Paula Rubio, abogada del departamento de Energía de ONTIER, en El Periódico de la Energía

Paula Rubio, ha publicado en el diario especializado y líder en la información del sector El Periódico de la Energía, un artículo titulado 'El autoconsumo colectivo y la implementación de coeficientes de reparto dinámicos'.

Indica Paula Rubio que con la aprobación del Real Decreto 244/2019, el afianzamiento normativo del autoconsumo supone un cambio de paradigma respecto a la producción y consumo de energía en España, ofreciendo los medios para pasar de un modelo de producción energética unidireccional y centralizado en grandes instalaciones de generación, a un escenario caracterizado por la descarbonización, la digitalización, la descentralización de la generación energética, la electrificación de la economía, la participación más activa de los consumidores y un uso más sostenible de los recursos.

También señala la abogada que el acuerdo de reparto entre todos aquellos sujetos de autoconsumo colectivo o consumidor asociado a una instalación próxima a través de la red, deberá contener el cálculo de la energía horaria neta generada individualizada por cada uno de los sujetos, que será el resultado de multiplicar la energía neta horaria total producida por el coeficiente de reparto de la energía generada. El valor que los sujetos implicados quieran asignar a dicho coeficiente de reparto podrá determinarse en función de la potencia a facturar de cada uno de los consumidores asociados participantes, de la aportación económica de cada uno de los consumidores para la instalación de generación o de cualquier otro criterio que las partes interesadas quisieran establecer, siempre que exista un acuerdo firmado por todos los participantes y siempre que la suma de todos los coeficientes de todos los consumidores que participan en el autoconsumo colectivo sea la unidad.

Concluye Paula Rubio, que esta nueva metodología de reparto sin duda se traducirá en una mayor preocupación por los acuerdos privados entre los distintos consumidores asociados a las instalaciones de producción y los criterios para el cálculo de los coeficientes de reparto, otorgando un mayor peso a la esfera jurídico-privada en la negociación de los mismos dentro de la configuración contractual de todos los pactos y acuerdos privados necesarios para la puesta en marcha de una estructura de autoconsumo colectivo, tales como los contratos de financiación, los contratos de prestación de servicios de promoción, construcción, operación, mantenimiento y gestión de las instalaciones de producción asociadas o los contratos de compraventa de la energía generada en las mismas.

El artículo completo aquí.



close